Sangrado y manchado en el embarazo: ¿Cuándo preocuparnos?

Por: / Noviembre 2022

Durante el embarazo, cualquier tipo de sangrado o manchado genera alarma, pero no todos requieren de atención urgente. De la mano de la ginecobstetra Adriana Ramírez resolvemos varias dudas.

SEPARADOR

El embarazo es una etapa llena de incertidumbres, especialmente para las madres primerizas. Cualquier situación extraña que se presente en relación con el cuerpo de la mujer puede causar temor o ansiedad.

Pero no todo es sinónimo de alarma. En el caso de las manchas de sangre y el sangrado vaginal durante el embarazo, es importante, primero, identificar las diferencias que hay entre uno y otro, para después establecer el nivel de riesgo que puede estar presentando la madre.

SangradoDiferencias CUERPOTEXTO

Primer trimestre

Los motivos del sangrado o de las manchas pueden ser varios.

SangradoPrimerTrimestre CUERPOTEXTO

- Sangrado de implantación: son pequeñas manchas de sangre de textura ligera que se detectan en la ropa interior. Ocurre entre los 10 y los 14 días después de la concepción. La mancha se da porque el embrión se adhiere al endometrio y rompe las venas y arterias en esta membrana. Las manchas pueden aparecer unas horas, o incluso durante dos o tres días y desaparecen de forma espontánea. Si se presenta un sangrado abundante, con coágulos, la mujer debe consultar lo antes posible a un médico, pues es un signo de alarma.

- Embarazo ectópico: en este caso se presenta un sangrado que se produce cuando el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero, es decir, desciende por las trompas de Falopio y no llega al útero, porque se instala en otro tejido. El sangrado, en este caso, es rojo y viene acompañado de mareos, dolor abdominal y presión rectal.

- Aborto espontáneo: es la pérdida involuntaria del embarazo y ocurre en general antes de la semana 20. Síntomas de alarma: sangrado vaginal con coágulos de color marrón o rojo intenso, fiebre, dolor abdominal y cólicos fuertes.

- Embarazo mola hidatiforme: se debe al crecimiento de un tumor dentro del útero, que resulta de un crecimiento atípico de las células trofoblásticas que normalmente se desarrollan en la placenta. Uno de los síntomas es el sangrado vaginal, que aparece entre las 6 y las 16 semanas de gestación. También conocido como embarazo molar, es una condición poco común, y generalmente la detectan los especialistas durante los exámenes periódicos de control. No se conoce la manera de prevenir la formación de estas masas.

Segundo trimestre y tercer trimestre

En este período se pueden presentar varios tipos de sangrado originado por:

SangradoTercerTrimestre CUERPOTEXTO

- Incompetencia cervical: ocurre porque el cuello uterino se vuelve más suave, más delicado y puede abrirse. Esto se conoce como cuello del útero incompetente y puede provocar un aborto espontáneo, es decir, es un sangrado de riesgo.

- Placenta previa: se presenta cuando la placenta se implanta de manera anormal en la parte inferior del útero, cubre el cuello uterino y genera el sangrado. Puede ser parcial o total de acuerdo con la obstrucción del cuello que se presente. El sangrado es rojo brillante, sin dolor y ocurre generalmente después de la semana 20 de gestación. En caso de ser muy brillante y abundante se debe consultar inmediatamente al servicio de urgencias.

- Desprendimiento de placenta: se produce cuando se separa la placenta de la pared interna del cuello, poniendo en riesgo la vida del bebé. Algunos síntomas son: contracciones uterinas, dolor de espalda y sensibilidad uterina que puede producir una hemorragia. La mujer debe acudir inmediatamente al médico.

- Parto prematuro: ocurre cuando el bebé nace antes de lo estipulado. Es un sangrado más abundante y debe ser tratado con urgencia.

La importancia del monitoreo

Una hemorragia severa, en cualquiera de los meses de gestación, puede significar la pérdida del bebé. Por eso es muy importante no solo acudir al médico si se presenta alguna de las señales
indicadas anteriormente, sino antes de concebir, para monitorear el estado de salud de la futura madre, y durante todo el embarazo, según las indicaciones del profesional de la salud.

“La mujer que desea un embarazo debe asistir al control preconcepcional, donde se le hace una ecografía transvaginal para descartar, por ejemplo, patologías anatómicas como miomatosis
uterina, pólipos endocervicales o malformaciones. Estas enfermedades deben tener un tratamiento especial”, señala la doctora Ramírez.

Si desde el primer trimestre la mujer experimenta algún tipo de sangrado, es fundamental acudir al especialista para realizar un ultrasonido y establecer la viabilidad del embrión, y si presenta o no una patología anatómica previa. A partir del segundo trimestre se puede establecer la localización de la placenta, sus características y la salud del feto. Por eso es fundamental mantener el contacto con los especialistas y acudir al servicio médico para los controles regulares, y así facilitar un embarazo sano.

 

 

 

-Este artículo hace parte de la edición 181 de nuestra revista impresa. Encuéntrela completa en este enlace: https://www.bienestarcolsanitas.com/images/PDF%20ED/Bienestar184-1.pdf

 

 

 

* Practicante de Bienestar Colsanitas.SEPARADOR

 

Etiquetados con: Cuidados / Embarazo / sangrado / Mujeres /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
Los beneficios de nadar
Actividad física

Los beneficios de nadar