ECMO, una terapia que salva vidas

CONTENIDO PATROCINADO

El avance en tratamientos de cuidado intensivo ha hecho posible que pacientes en estado crítico tengan un mejor pronóstico de recuperación y supervivencia.

SEPARADOR

Cuando se trata de cuidados intensivos, hay una gran variedad de tratamientos que se ponen a disposición de los pacientes para reducir la probabilidad de mortalidad y proveer calidad de vida. En las últimas décadas, se ha visto la necesidad de encontrar terapias soportadas en la tecnología para las unidades de cuidado intensivo, especialmente por condiciones críticas, enfermedades múltiples y escenarios como la pandemia por Covid-19.

En el 2021, había cerca de 55 equipos de asistencia para terapia ECMO en Colombia. Ahora, la Clínica del Country y Clínica La Colina contarán con cuatro unidades completas más para el cuidado y la recuperación de más pacientes en el país. Resolvemos algunas de las dudas más frecuentes sobre la terapia ECMO.

¿Qué es?

La terapia ECMO funciona como un corazón o pulmón artificiales, y garantiza el adecuado aporte de oxígeno a los órganos y tejidos del cuerpo. Este método permite que el corazón y los pulmones entren en reposo favoreciendo la recuperación de condiciones graves que impiden su correcto funcionamiento. Es un soporte que ayuda en la recuperación, el trasplante o asistencia mecánica de larga duración, lo que le da un valor agregado sobre la terapia convencional para recuperar al paciente crítico.

¿Cómo funciona?

De ser necesario, la ECMO hace el trabajo del pulmón y el corazón, por medio de un sistema de circuito de dos cánulas que extrae la sangre venosa o desoxigenada, la filtra a través de una membrana oxigenadora, y después la regresa al cuerpo ya oxigenada. En la gran mayoría de los casos, la persona será sedada o puesta bajo anestesia general durante los días o semanas que dure la terapia, con el fin de minimizar cualquier molestia.

Durante el procedimiento, los médicos hacen un constante monitoreo del ritmo cardiaco, los niveles respiratorios, de oxígeno y la presión de la sangre. A diferencia de los tratamientos convencionales, esta técnica es poco agresiva y proporciona asistencia de larga duración, pues permite que la sangre se oxigene y circule en el organismo mientras el paciente se recupera.

¿Cuándo es necesaria?

Un equipo de médicos especializados determina en qué casos es necesaria esta terapia. Por lo general, se recomienda a personas con condiciones serias pero reversibles del corazón o los pulmones. La ECMO es una terapia adecuada para ayudar al cuerpo en la recuperación de una gran variedad de patologías cardiacas y respiratorias, también puede ser usada para brindar mayor tiempo de desarrollo a los pulmones y el corazón de bebés prematuros y puede servir como un puente para las cirugías o trasplantes de ciertos órganos.

Según el hospital de niños de Cincinnati, la terapia ECMO solo debe ser usada en casos de alta complejidad en los que la tasa de supervivencia sea menor al 20 %. Cuando se utiliza esta terapia de manera eficaz, la tasa de supervivencia puede aumentar hasta un 60 %.

ECMO 900x600

¿Es útil en personas con Covid-19?

Durante la pandemia, la terapia ECMO ha servido de manera efectiva para el cuidado de los pacientes críticos, con mejoría después de los primeros siete días. Gracias a la terapia ECMO, la función pulmonar del paciente mejora durante el descanso, lo que deriva en mayores probabilidades de supervivencia y reducción considerable de la mortalidad. Si bien esta terapia no representa una cura para la enfermedad, proporciona un periodo de tiempo para la recuperación de los órganos afectados.

¿Qué viene después de la ECMO?

Normalmente, el tiempo que un paciente está en ECMO depende de la gravedad de su condición. El tiempo de terapia promedio va entre 3 y 20 días. Después de que los médicos deciden que la terapia ha concluido con éxito, se hace una reducción gradual de la cantidad de sangre que está siendo oxigenada por la ECMO, para que el corazón y los pulmones vuelvan a trabajar con normalidad de manera progresiva. Es normal que tras el fin de la terapia, se requieran otros sistemas de ventilación para dar soporte a los órganos mientras se recuperan totalmente.

¿Cómo surgió la ECMO?

Esta terapia se deriva de la máquina de perfusión que surgió en los años 60 para asistir a los pacientes que requerían cirugía cardíaca. Con el paso del tiempo se modificó para ajustar su función a las necesidades de los pacientes y soportar la función cardíaca, respiratoria o ambas, en un promedio aproximado de 14 a 21 días de terapia especializada. Su uso se ha extendido con los años, tras comprobarse los beneficios que ofrece a los pacientes críticos de múltiples condiciones de gravedad.

 728x90 y 300x250 country ocologico 17marzo 01

SEPARADOR

Etiquetados con: Salud / Contenido Patrocinado / Tratamientos / UCI /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar