Sexto piso
25 Resultados

Sexto piso (25)

NULL
Sexto piso

Loading...

Contrario a los computadores y teléfonos celulares, nuestro cerebro se demora cada vez más en cargar la información que necesitamos al instante.
El autor de estas líneas reflexiona sobre la imposibilidad de llegar a una edad en la que se despejen las dudas y se establezcan las certezas.
Los ciclos de la vida se miden en mundiales de fútbol. O eso sugiere nuestro columnista.
Los que hoy somos adultos juzgamos con extrema dureza los gustos y expresiones de los jóvenes.
¿Cómo deben vestirse los que llegan al borde de los 60 años? El autor reflexiona sobre este asunto frívolo pero determinante.
En esta oportunidad, el autor reflexiona sobre la muerte y el concepto de juventud.
Aunque en YouTube abundan los contenidos frívolos y banales, también hay una gran cantidad de videos útiles que divulgan conocimiento sobre todos los temas.
Después de responder este cuestionario creado por el autor, sabrá qué grado de chochera tiene.
A punto de llegar al sexto piso, el autor todavía se pregunta quién es.
Las canas son bellas e inspiran respeto, tanto en los hombres como en las mujeres. ¡Arriba las canas!
Sexto piso

Amigos

Aunque no los veamos con frecuencia, los amigos de la infancia y la juventud nunca dejan de ser nuestros amigos.
Sexto piso

Depresión

La sensación de desasosiego parece común en los mayores de 65 años. El autor cuenta que estar en movimiento espanta los fantasmas del desgano y el desinterés.
Hacer ejercicio, leer una novela o apoyar a otros que lo necesitan son algunos actos sencillos pero efectivos para combatir el abatimiento y la desazón de este tiempo tan incierto.
Sexto piso

La dejadez

Perder el interés por el aspecto y la higiene personal es uno de los miedos del autor, quien le pide a sus seres queridos que nunca lo dejen caer en esta apatía.
Sexto piso

Pasiflora

Las mascotas demandan cuidados y atención, y por eso mismo son de gran ayuda para mantener la buena salud de los viejos.
Ser joven no es ningún mérito, sino una circunstancia pasajera. Y nadie debería tener que pedir perdón por envejecer.
Bogotá no está preparada para brindar servicios de buena calidad a la creciente población mayor de 60 años.
Al llegar al sexto piso, el autor se pregunta si vale la pena preocuparse por el futuro, o seguir luchando por un mundo mejor.
Algunos grupos de WhatsApp han sido muy útiles en estos tiempos de cuarentena, incluso si los integrantes son personas que uno no ha visto en las últimas décadas.
El traslado al universo digital no ha sido tan fácil para muchas personas mayores. Este es un llamado a atender sus urgentes necesidades emocionales.
Después de semanas de confinamiento ya no tengo una idea muy clara de mi propia identidad. Mi pasado parece ser parte de un sueño.
Algunas postales de estos tiempos de pandemia y confinamiento, tomadas por un caminante incansable.
Sexto piso

Reinventar

Valorar el hecho de estar vivos y disfrutar tareas en las que antes ni pensábamos por ser esclavos del afán, son también algunas formas de reinventarse y encarar la vida cotidiana.
La vejez no debe ser una limitación sino el inicio de una nueva etapa incluso más creativa. Sobran los ejemplos de personas que estuvieron activas hasta sus últimos días.
Una vida distinta empieza a los 60. Y no necesariamente es una vida más lenta, más achacosa, menos intensa que la que se ha llevado hasta el sexto piso.